sábado, septiembre 24, 2005

Acreditación de carreras, el fin justifica los medios



La presente entrada atiende a una discusión entre algunos miembros del Departamento en cuanto a que si el proceso de acreditación de las carreras podría considerarse una evaluación integral rigurosa y por ende una certificación de la calidad de un programa educativo (PE). También discutiamos si sería posible dar cumplimiento a las observaciones hechas por las CIEES a la carrera de IRNA, en medio de la indiferencia institucional y la permanente lucha de los grupos políticos que se disputan su control. Dado que actualmente la acreditación de las carreras en todos los CU se ha definido como una prioridad institucional, sería conveniente ver si para el caso de la IRNA se cumple alguna premisa o algún pronóstico.
Según la SEP: son tres los procesos simultáneos y paralelos que se realizan para evaluar la educación superior en México: el proceso de autoevaluación de cada institución de educación superior, el proceso de evaluación del sistema de educación superior en su conjunto, y el proceso de evaluación externa (de pares) a cargo de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), todos ellos coordinados e impulsados por la Comisión Nacional de Evaluación de la Educación Superior (Conaeva). ver marco (.pdf) de referencia para la evaluación
El proceso de acreditación de carreras es entonces el referido a la evaulación externa (CIEES), y es realizado por comités temáticos conformados por pares académicos de alto nivel de otras universidades. Las funciones encomendadas a los Comités son cuatro: diagnóstico, acreditación y reconocimiento, dictaminación puntual y asesoría. Para el proceso de acreditación utilizan un exhaustivo cuadro de criterios e indicadores que podría resumirse en los siguientes puntos:
Como puede observarse, esta evaluación podría medir todos los puntos que en teoría asegurarían la calidad de un PE, y es obvio que no es facil cumplir con todos los documentos, reglamentos, expedientes y demás información (y realizar los seguimientos permanentes) que hay que integrar y presentar durante la evaluación. Sin embargo, no deja de ser una evaluación técnico-administrativa que podría dar por acreditado a programas con una gestión administrativa medianamente eficiente con una plantilla y diseño curricular mediocre (es mas dificil que sea al revés). Sin duda, sería deseable que todos los PE aprobaran en breve este proceso de acreditación, aunque fuera por el simple hecho de asegurarse que se cuenta con una gestión técnico-administrativa adecuada, sin importar que pudiera haber dudas sobre las cuestiones académicas.
En el caso de la IRNA aún se debate sobre la interpretación de algunas recomendaciones de las CIEES, y no son diferencias de aproximación sino más bien los mismos trasfondos políticos que tienen colapsada a la carrera desde su creación. La carrera sin duda alguna debe reestructurarse a fondo de acuerdo al enunciado de varias observaciones (y a la dolorosa realidad de los egresados), sin embargo, algunos pocos consideran que podría solventarse con una ligera adecuación (hecha en petit comité, por supuesto) y finalmente lograr la tan anhelada acreditación aunque fuera de panzaso. Es muy posible que de proponerselo ambas opciones (reestructuración a fondo vs. manita de gato) podrían en un momento dado lograr la acreditación de la carrera (toda vez que pusieran a alguien eficiente a gestionarla y preparar la evaluación), pero las diferencias en la calidad de los egresados serían diametrales. No es posible aceptar entonces, que lo único y más importante es lograr la acreditación con cualquier curricula, sin embargo ha sido gracias al (exponencial)creciente número de observaciones de las CIEES que "surgió" la necesidad de reestructurarla. De otra manera nadie se habría preocupado a estas alturas por saber que tan bien o mal iría la IRNA.
Es claro que el planteamiento para solucionar y hacer que funcione el IRNA (y ya de paso acreditar la carrera), pasa por abordar seria e inteligentemente aspectos como los siguientes:
1. Una multicarrera o varias carreras. Todos los indicadores apuntan a que es más acreditable una carrera del corte tradicional y con egresados bien diferenciados por el mercado laboral, que carreras como el IRNA basada en un concepto novedoso pero cuya puesta en marcha y operación han sido muy cuestionadas. Tenemos una plantilla grandísima y una matrícula muy pobre. Sería más conveniente en lugar de producir IRNAs, produjéramos 5 o 6 tipos de profesionistas (Ing. Agrónomo, Ing Forestal, Ing en Producción Animal, Ing Manejador de Areas Protegidas, Ing. Pesquero y Acuicultor, Ing Manejador de Zonas Costeras), lo cual hace mas simples las cosas a los evaluadores pero se contrapone completamente al planteamiento filosófico que dió origen al IRNA.
2. El concepto original nos quedó muy grande (o incompatibilidad de posturas). Se discute que para poder abordar mejor la gestión de la carrera sería conveniente que reconsideraramos las áreas temáticas, prescindiendo de áreas como la de Producción Agrícola Sustentable, la cual se dice mantiene la misma aproximación conservadora de la Agronomía tradicional, y muy poco de sustentabilidad. De separarse agronomía, el perfil de la carrera se afinaría más pero también se llevaría el grueso de la matricula. En todo caso la resolución de ésto tiene un cariz estrictamente político más que técnico.
3. El fracaso del planteamiento novedoso del IRNA. Cuando originalmente se habló del planteamiento que sustentaba al IRNA, se habló de que esta carrera respodería a las demandas regionales del ámbito del CUCSUR, pero también de otras regiones en éste y otros paises. La realidad nos dice que no sólo nadie ha copiado nuestro modelo (tampoco es facil hacerlo), ni tampoco estamos recibiendo estudiantes de otros estados. Han fallado muchas cosas que hacen que el modelo no trascienda.
4. La ausencia de modelos de gestión de un PE multidepartamental. Actualmente las cosas funcionan así: El jefe de departamento asigna a los profesores de una carrera y el coordinador de carrera gestiona el funcionamiento de la carrera, pero éste depende no del jefe de Departamento sino directamente del Secretario Académico. Este modelo funciona en carreras que existen dentro de un departamento, pero está visto que no opera para el IRNA, donde intervienen activamente 3 jefes de departamento y un director de dividión. Además, y a juzgar por la mayoría de las observaciones de las CIEES, el coordinador de carrera aún desconoce cuales son sus funciones, y el resto tira para su lado.
5. La ironía de la paternidad múltiple y tener que vivir en la orfandad. He escuchado recientemente varias versiones del supuesto origen del IRNA y varias más sobre su paternidad. Lo curioso es que nadie ha leido el documento fundacional de la carrera que elaboraron Enrique Jardel, Eduardo Santana y Tere Sandoval. Por supuesto que nadie reclama el crédito del fracaso que ha sido la puesta en marcha y operación de la carrera, para esto existen múltiples señalamientos y acusaciones mutuas. Lo peor del asunto es que los grupos que se disputan el control del IRNA, condicionan el control de la carrera como prerrequisito a la reestructuración y/o acreditación. El panorama se mira sombrío por todos lados, y la pregunta de ¿a quien le importa el IRNA?, permanece sin responder.
+
Nota: Un documento que debería ser lectura obligada es el documento llamado: Indicadores para realizar la evaluación de seguimiento hacia la acreditación de programas de pesca y acuacultura, el cual de manera sintética señala los aspectos más importantes que debería cumplir un PE. Esto sirve también para aquellos que buscan los criterios que deberían guiar el proceso de planificación de una nueva oferta educativa en el departamento. Otro documento importante es el elaborado por las CIEES llamado Panorama de la Educación en Biología pesquera y Acuicultura en Mexico, hay otros, pero es el que más se nos acerca.

viernes, septiembre 23, 2005

Investigación y Desarrollo: El CUCSUR y la Costa Sur


Se tiene bien asumido que las universidades constituyen verdaderos motores del desarrollo local, y que en regiones en desarrollo, el papel que desempeñan podría o debería ser más determinante. Al margen de modelos y recetas para el desarrollo económico, la universidad debería contribuir con la formación de los actores que articulan el tejido social de una región, pero también con otros factores directamente relacionados con el desarrollo socioeconómico como el proceso llamado investigación y desarrollo I+D.

La innovación científica y tecnológica, eje del esfuerzo I&D, puede
considerarse como la transformación de una idea en un nuevo y mejor producto
introducido en el mercado, en un nuevo y mejorado proceso operativo utilizado en
la industria y comercio, o en una nueva forma de servicio social. Las
innovaciones tienen que implementarse si quieren ser introducidas en el mercado
o utilizadas en proceso productivo, por lo que envuelven una serie de
actividades científicas, tecnológicas, organizacionales, financieras y
comerciales.

Este proceso complicado que va desde la generación de conocimiento científico y tecnológico o su simple transferencia, en regiones geopolíticas poco desarrolladas no puede realizarlo ni la industria ni el gobierno (prácticamente en ninguna esfera), y sólo las universidades se esperaría tuvieran la masa crítica multidisciplinaria para lograrlo.
La inexistencia de un sector industrial, la debilidad del sector servicios, los vicios del sector primario y la insuficiencia de políticas gubernamentales de desarrollo, han caracterizado al estancamiento de regiones como la costa sur de Jalisco. Después de la severa “crisis del jitomate”, la región experimentó sus peores épocas, y coincidió con la llegada de la universidad a Autlán que se volvió a experimentar una mejoría económica. La aplicación de modelos irracionales de producción de hortalizas, sus vías de comunicación y la poca diversidad de las actividades económicas, han sido señaladas como las causas del rezago de la región.
La llegada de la universidad no ha contribuido aún como se esperaría en el proceso I+D, tal vez porque nunca ha sido parte de sus planteamientos incidir en este aspecto, o porque se ha puesto más atención a la consolidación de la oferta educativa. Sin embargo, las políticas actuales del desarrollo y planificación de programas educativos por competencias, refieren a los requerimientos regionales, como la pauta orientativa en la formación de profesionistas. Lo anterior de no entenderlo bien, nos podría llevar a la aplicación inadecuada de modelos…”copiar (tarde y mal) recetas diseñadas para otras necesidades”
p.ej. agrónomos orientados exclusivamente a la producción cuando es en el área de agronegocios o agroindustria por donde debería buscarse salida a la problemática regional, de ésta y otras regiones.

¿Cual debería ser el papel de la universidad para incidir en el desarrollo económico en la región costa sur?. ¿Estamos dispuestos y capacitados para generar conocimiento y transferirlo hacia el desarrollo socioeconómico de nuestra región? ¿O es que seguimos creyendo que este proceso sólo le limita a ofertar algunos servicios (análisis, mecánicos, impacto ambiental, etc), las más de las veces siendo una competencia desleal a otros prestadores de la región, casi siempre egresados de la propia universidad?.


martes, septiembre 20, 2005

¿Porque alguien querría hacer investigación en el CUCSUR?


La respuesta a la pregunta anterior no explica ni se relaciona con las actuales políticas de investigación universitarias (en caso de haberlas), sino que más bien ilustra la descomposición del “modelo académico” que actualmente se vive en la universidad pública en México (o una buena parte de ella). La respuesta a la pregunta en el contexto del CUCSUR es, que muy pocos quisieran hacer investigación a pesar de que cada año son mas los concursantes en las convocatorias de proyectos de investigación.

El CUCSUR cuenta con la planta de investigación más grande de los CU regionales, y sus indicadores de producción científica lejos de mejorar, presentan una declinación los últimos años. La "Producción Científica" se refiere a aquellos productos de investigación científica y tecnológica publicados en revistas indizadas (
ISI y CONACyT para revistas mexicanas) y a patentes registradas. En 2003 el CUCSUR contaba con 10 miembros del SNI y el 2005 ese número cayó a 6, y un reciente análisis indica que lejos de crecer este número podría reducirse aún mas. Por supuesto que estas tendencias son el resultado de acciones u omisiones pasadas, pero es en el presente cuando se tienen que tomar cartas en el asunto para revertirlas.

El incremento de los aspirantes a los fondos anuales de investigación coincide con el "Programa de Estímulos" el cual reparte estímulos económicos entre los profesores de acuerdo a una tabla de puntaje, cantidades mensuales que van desde las 100 hasta los 1,200 dólares. Los criterios que se premian en este programa se dividen en cuatro grandes rubros, uno de ellos dedicado a la investigación. Por supuesto los criterios para definir los productos de investigación son muy criticables y no son objeto de este artículo. Para ejemplificar lo anterior: se podría obtener un puntaje alto (casi el máximo) sin tener que demostrar haber publicado un artículo científico o un libro. De cualquier manera, para cualquiera que pretenda aspirar a niveles altos de estímulos, debe llenar el puntaje destinado al rubro de investigación el cual se considera más accesible, ya que existen otros criterios como formar parte de alguna comisión, y ser tutor o miembro de jurado de tesis (o de cualquiera de las muchas modalidades de titulación) los cuales se designan bajo la más estricta discresionalidad entre pequeños grupos que se sirven de las coordinaciones de carreras como es el caso del IRNA).

Hasta la fecha, el presupuesto de investigación del CUCSUR se ha ejercido bajo el más absoluto sistema populista de "... un poquito para todos"; atomizando el presupuesto y contribuyendo directamente al debilitamiento del sistema de investigación. En otros centros universitarios este presupuesto se asigna directamente a los departamentos para que sean ellos y por medio de indicadores, los que decidan la mejor manera de emplearlo. Las restricciones para acceder a las convocatorias de investigación en el CUCSUR son mínimas y practicamente todos acceden a los recursos, incluso aquellos que no tienen ningún antecedente en investigación. De esta manera se cumple con el requisito de contar con proyectos de investigación aunque como sucede en los hechos, no se tenga ningún compromiso de entregar resultados. De esta manera se cuentan con puntos para los "estímulos" y se tiene algunos recursos para papelería y viáticos. Lo anterior se demuestran con el bajo número de artículos y el bajo perfil de las revistas donde publican los investigadores del CUCSUR.

¿Hacia donde se dirije la investigación en el CUCSUR? y ¿que es lo que verdaderamente se premia con el programa de estímulos?, habrá que revisarlo más a detalle.

viernes, septiembre 02, 2005

La Katrina; cadena de desgracias


Conforme se va difundiendo información e imágenes de la catástrofe producida por el huracan Katrina, y se van evidenciando los errores por parte del gobierno de Bush en materia de protección civil previa y posterior al azote del meteoro, van apilándose las pruebas de que éste tipo de eventos catastróficos podrían considerarse consecuencias de un desafortunado modelo de desarrollo económico empujado principalmente por paises como Estados Unidos, las cuales tienen su evidencia en el clima a escala global.

Se sabe actualmente que los huracanes desde 1970 han incrementado 50% su fuerza en ambas costas de América (
Nature, 23/06/05 pdf-file), y que además este proceso podría relacionarse con el calentamiento global.- En palabras de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos... "There is new and stronger evidence that most of the warming over the last 50 years is attributable to human activities. Human activities have altered the chemical composition of the atmosphere through the buildup of greenhouse gases – primarily carbon dioxide, methane, and nitrous oxide. The heat-trapping property of these gases is undisputed although uncertainties exist about exactly how earth’s climate responds to them. Go to the Emissions section for much more on greenhouse gases". Dado que los huracanes se "alimentan del agua superficial del oceano (isoterma de los 26°C), pues no sería dificil relacionar el calentamiento global con el orígen, rumbo e intensidad de los huracanes. (Evolution of hurricane intensity depends mainly on three factors: the storm's initial intensity, the thermodynamic state of the atmosphere through which it moves, and the heat exchange with the upper layer of the ocean under the core of the hurricane).

Estados Unidos, es la única nación que se negó a signar en 1992 el Convenio sobre Biodiversidad y que sigue rechazando el
Protocolo de Kyoto (que busca disminuir los contaminantes industriales que provocan el "efecto invernadero"), no obstante ser el país que emite mayor cantidad de bióxido de carbono a la atmósfera, con una industria descomunal y un parque vehicular de más de 220 millones de automóviles (La Jornada, 09/09/05),

El gobierno de Bush quien estaba de vacaciones (llevaba ya como 4 o 5 semanas de vacaciones) actuó mal y tarde en voz de Collin Powell , a pesar de que contaba con informes del severo daño que ocasionaría en ciudades como Nueva Orleans. En descargo del presidente, la propia madre de Bush argumentó que
"la mayoría de los afectados ya vivían en condiciones miserables con anterioridad al paso del huracán..." (sólo le faltó agregar que se trataban en un 80% de negros y algunos latinos ilegales).

This page is powered by Blogger. Isn't yours?