jueves, octubre 06, 2005

Los premios IgNóbel; la otra ciencia


Por estas fechas se están dando a conocer los ganadores de los premios Nóbel y los pronósticos se empiezan a cumplir o a desechar. Investigaciones tan extrañas y ajenas, por básicas, como las ganadoras del premio de física y química, y algunas tan próximas como el de medicina, que fue en este año para los descubridores de una bacteria a la que se le atribuyen buena parte de las úlceras del aparato digestivo. También nos enteraremos estos días quien será el nuevo Nóbel de literatura, para luego ir avergonzados por no haber escuchado nunca antes a cerca del escritor/a en cuestión, a comprar alguno de sus libros. También nos enteraremos de quien será el nuevo Nóbel de La Paz, por supuesto para seguir en el asombro por lo pobre del perfil de los nominados, y de lo necesitado que está este mundo de gente que haga algo por la paz.

El 6 de octubre también se publican los ganadores de los llamados premios IgNobel, que son premios que se otorgan a estudios o investigaciones que regidas por el más absoluto rigor científico y publicadas en las más prestigiadas revistas, versan sobre los tópicos más inverosímiles, inquietantes y bizarros. Son premios entregados en un ambiente jocoso en una ceremonia realizada en uno de los auditorios de la Universidad de Harvard, después de una amplia y exhaustiva selección de trabajos realizada por investigadores de todo el mundo. En la ceremonia del 2004, la cual fue muy colorida, se presentó la Ópera de la “Dieta del Dr Atkins”, la cual está tenido mucho éxito entre los investigadores de todo el mundo. La dieta, no la ópera.

Entre los trabajos premiados están algunos que su simple título ya resulta sobrecogedor como el de Medicina del 1993. Por tratarse de escenas que pueden herir la susceptibilidad de algunas personas, hemos omitido el material fotográfico de la cara de los pacientes.

James F. Nolan, Thomas J. Stillwell, and John P. Sands, Jr., medical men of mercy, for their painstaking research report, "Acute Management of the Zipper-Entrapped Penis." [Published in Journal of Emergency Medicine, vol. 8, no. 3, May/June 1990, pp. 305-7.]

El premio de Medicina del 2001, pensarán que se trata de alguna investigación bananera, pero no fue así. Para los que no viven en una costa tropical, la probabilidad de sufrir este tipo de heridas, es casi despreciable, lo cual no da derecho a reírse.

Peter Barss of McGill University, for his impactful medical report "Injuries Due to Falling Coconuts." [PUBLISHED IN: The Journal of Trauma, vol. 21, no. 11, 1984, pp. 990-1.]

Para los maniáticos de la simetría como base de la estética y otras cositas, el de Medicina de 2002. ¡Ay Chris, en las cosas que te fijas¡

Chris McManus of University College London, for his excruciatingly balanced report, "Scrotal Asymmetry in Man and in Ancient Sculpture." [PUBLISHED IN: Nature, vol. 259, February 5, 1976, p. 426.]

Otro que resultó no menos inquietante es el de Psicología del 2001

Lawrence W. Sherman of Miami University, Ohio, for his influential research report "An Ecological Study of Glee in Small Groups of Preschool Children." [PUBLISHED IN: Child Development, vol. 46, no. 1, March 1975, pp. 53-61.]

Siguiendo con la Psicología en 2004, un premio que resulta comprensible. Aunque estoy seguro que si los autores replicaran el estudio pero esta vez con narcocorridos, arrojaría los mismos resultados pero con un mayor efecto por su virulencia.

Steven Stack of Wayne State University, Detroit, Michigan, USA and James Gundlach of Auburn University, Auburn, Alabama, USA, for their published report "The Effect of Country Music on Suicide." PUBLISHED IN: Social Forces, vol. 71, no. 1, September 1992, pp. 211-8.

Un trabajo que ha llamado mucho la atención por lo rápido que ha sido incorporado en las prácticas sanitarias populares en los Estados Unidos, es el premiado en el rubro de Salud Pública del 2003. La cosa es que tienes como 5 segundos para levantar algún alimento que se te caiga al suelo, antes de que “lo chupe el diablo”.

Jillian Clarke of the Chicago High School for Agricultural Sciences, and then Howard University, for investigating the scientific validity of the Five-Second Rule about whether it's safe to eat food that's been dropped on the floor.

El premio de Psicología de 1993 trata sobre espíritus impresionables. Por supuesto, de esos no se ven por aquí, que lo que abundan son niños…., y abducidos.

John Mack of Harvard Medical School and David Jacobs of Temple University, mental visionaries, for their leaping conclusion that people who believe they were kidnapped by aliens from outer space, probably were -- and especially for their conclusion "the focus of the abduction is the production of children. [REFERENCE: "Secret Life : Firsthand, Documented Accounts of UFO Abductions"]

Otro que contraviniendo a las normas de la moral más conservadora, vienen a corroborar lo que ya desde hace mucho tiempo se sospechaba de los patos en Holanda y de buena parte del viejo continente (Biología 2004):

C.W. Moeliker, of Natuurmuseum Rotterdam, the Netherlands, for documenting the first scientifically recorded case of homosexual necrophilia in the mallard duck.
[REFERENCE: "The First Case of Homosexual Necrophilia in the Mallard Anas platyrhynchos (Aves: Anatidae)" C.W. Moeliker, Deinsea, vol. 8, 2001, pp. 243-7. Photographs can be viewed at ] pdf

Comments:
Increase your Adsense Earnings

I noticed you have adsense ads on your page, Would you like to increase your earnings from them, Free and Legitimate way to make your clicks increase.
Come see my Blogger blog and it will tell you more.
 
Enjoyed a lot! use of protonix to heal peptic ulcers refinancing mortgage rates virginia
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?