viernes, octubre 07, 2005

Premios IgNobel 2005


Como no hay plazo que no se cumpla, los Premios IgNobel 2005, se entregaron ayer en brillante ceremonia donde los emotivos discursos de agradecimiento por parte de los ganadores, conmovieron al público asistente.

Greg Miller, ganador del premio de Medicina, declaró visiblemente emocionado que... "Considering my parents thought I was an idiot when I was a kid, this is a great honor," he said. "I wish they were alive to see it." El Dr Miller, que además de ser un brillante investigador tiene una visión empresarial muy aguda, recibió el premio por haber diseñado unas prótesis para suplantar los testículos de perros que por alguna razón carecen de ellos. Pensando en subsanar una cuestión estética (lo otro ya no tiene remedio) ante la mutilación gonádica canina y avistando un nicho en el mercado veterinario, diseño prótesis de tres tamaños diferentes y varios grados de firmeza, forma y peso. Con la filosofía de una empresas de las llamadas "low costs", el Dr Miller puso su tarjeta de crédito a tope y se embarcó en la comercialización de sus prótesis por internet. A la fecha ha logrado vender 150,ooo unidades (van por pares) y facturado un millón de dólares (a estas alturas, estoy seguro a más de alguno se le borró la sonrisa de burla).

Otro ganador fueron los investigadores alemanes que determinaron la presión a la que defeca un pinguino. Los antecedentes son los siguientes:
  1. Los pinguinos se pasan la mayor parte del tiempo en el agua con exepción de cuando crían, para lo cual nidifican y permanecen en tierra.
  2. Para evitar llenar de excremento el nido, poseen la rara virtud de lanzar sus excretas a larga distancia, requiriendo para esto imprimir presión al lanzamiento.
  3. Nunca se ha podido medir la presión que imprime un pinguino en sus lanzamientos debido a que son especie protegida y está prohibido acercarse a menos de 5 m.
  4. Por lo tanto los investigadores idearon una manera indiracta de medir la presión corporal interna que tiene que generar el pinguino para la defecación.
Por supuesto el modelo biofísico propuesto lleva una formulación matemática muy compleja y su parametrización considera aspectos como:

(1) distance the faecal material travels before it hits the ground,
(2) density and viscosity of the material, and
(3) shape, aperture, and height above the ground of the orificium venti
.

Los resultados fueron debidamente contrastados e incluso caen dentro del rango esperado, esto cuando se compara con la presión y fuerza con que son expelidas las excretas por los humanos (interesados ver articulo.pdf)

Comments: Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?