martes, enero 31, 2006

¿Como saber si padeces el síndrome del quemado?


T
omado del siguiente artículo, se reproducen las principales manifestaciones y afecciones del sindrome del quemado o estres crónico. Cualquier semejanza con su realidad...

Signs and Symptoms of Burnout

Burnout can occur in varying degrees of severity. When burnout is severe, its effects are devastating for the individual and often for family and close associates. The principal physical symptom that initially identifies burnout is overwhelming fatigue upon awakening after eight to ten hours sleep or after a short nap. In short, the individual feels exhausted.

Depending upon how severe the burnout problem is, many other symptoms that may occur include:


El síndrome del quemado


Recientemente se difundió que el 40% de los académicos y administrativos del CUCS padecían de estrés crónico o síndrome del quemado (burnout syndrome), y presentaban tres características principales:
En la primera característica descubrimos que el trabajador está cansado emocionalmente, o sea, puede tener 15 días de vacaciones y regresa con el mismo agotamiento; en la segunda dimensión el universitario solo trabaja por cumplir con sus actividades; y por último, tiene un trato menos humano con los otros, es duro e impersonal”.

El síndrome del quemado es el resultado de desgastarse por la pretensión persistente de un conjunto de expectativas inalcanzables. El síndrome de quemarse es pues una respuesta al estrés laboral crónico integrado por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional así como el encontrarse emocionalmente agotado (Mireles-Perez et al., 2002).

El estrés crónico en los docentes ha sido ampliamente documentado para todos los niveles educativos, tanto para el sistema público o privado, en paises desarrollados y en vías de desarrollo, y sus causas pueden ser muy variadas. Las causas del estrés en los compañeros del CUCS no se divulgaron en la nota, pero los que conocemos el ambiente universitario, sospechamos cuales podrían ser las causas (además de las que se considerarían como "normales" dado el tipo de trabajo): la permanente y descontrolada "grilla", la burocracia asfixiante y una infravaloración del trabajo académico de calidad.

Typical health injuries include anxiety, depression, heart disease, back pain, gastrointestinal disturbances and various minor illnesses
Mas información al respecto puede encontrarse aquí, aquí, aquí, y aquí


jueves, enero 26, 2006

La religión en las aulas y las campañas políticas

Hasta hace unos dias pudimos disfrutar de la felicidad de vivir sin tener que padecer a los politicos mexicanos (candidatos o no) y su patética presencia en los medios de comunicación. La iniciativa del IFE de la tregua preelectoral, fue tan buena como breve. Además de un verdadero descanso al espíritu, sirvió para descubrir el ensordecedor ruido que generan las campañas y los candidatos, y lo poco que ayudan al electorado en la tarea de decidir la opción a votar. Nunca las elecciones en México por la presidencia del país se han presentado tan cerradas (de hecho, cualquiera podría ganarlas), pero también hay que matizar que nunca había existido un nivel de desconfianza tan grande con respecto a los candidatos. El nivel de argumentación ha sido pobrísimo, y existen serias dudas de la capacidad de todos los candidatos. El PRI es el que peor la lleva, aunque quiza el mayor handicap de su candidato no sea la capacidad sino las dudas sobre su honestidad (representa lo peor del pasado). El PRD, quien sigue a la cabeza en las encuestas, representa el populismo más rancio y se le atribuye una ignoracia supina en temas económicos. El candidato del PAN, es el menos conocido de todos y se dice representa al ala más conservadora de su partido, la cual destaca por su vena fascistoide.

Ningún candidato ha mostrado interés por ahondar y clarificar la manera en que cumplirán sus promesas de campaña, ni por desvelar algunas propuestas que saben de entrada podrían quitarle votos, y de manera deliberada tratan de mantener el debate en términos ambiguos en medio de discursos efectistas. De ahí las desconfianzas.

Para todos es bien sabido que el tema de la educación es uno de los temas importantes de las campañas y es junto con el de los apoyos a la ciencia y tecnología, una de las formas más efectivas de llegarle a los sectores intelectualmente más preparados del electorado (y muy numerosos, si se consideran a los sindicatos de maestros y universitarios). Cuando hablamos de educación y ciencia, no sólo hablamos de los aspectos cruciales como el presupuestal (basta recordar que no se logró a pesar de estar consignado en la ley, que se destinara del presupuesto el 1% a investigación y el 8% a educación). Otros aspectos no menos importantes como los contenidos y la enseñanza de temas religiosos en las escuelas públicas, deben ser abordados en las campañas y fijar posiciones principalmente por parte del candidato del PAN. Felipe Calderón debe definir su postura y validar o desmentir al presidente de su partido quien el 12 de diciembre pasado en plena "catarsis" realizó la siguiente declaración a La Jornada:

Convencido de que la libertad religiosa es una materia pendiente del Estado mexicano, el dirigente nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, advierte que si el partido sigue en el poder el siguiente sexenio "hay que ajustar la ley", porque se hizo en tiempos de la "persecución religiosa".

Al dirigente panista le parece inconcebible que un maestro de escuela pública no pueda orar con sus alumnos en el patio o que la ley siga prohibiendo las expresiones religiosas públicas a un pueblo "tan religioso" como define al mexicano.

Me parece que sería un retroceso el pretender negar que uno de los principales logros de la educación en México sea su caracter aconfesional (que no laico) . Y eso lo sabe bien Calderón, quien de manera por demás penosa ha buscado el apoyo del voto que Elba Ester Gordillo representa con el sindicato de maestros (un millon de afiliados) y que jamas obtendría de reconocer su intención de introducir la religión en las escuelas publicas. Ese es el caracter "facha" e hipócrita que se le atribuye al PAN más ortodoxo y que tan bien representa el actual Secretario de Gobernación, quien se declaró "objetor de conciencia" cuando se aprobó por parte del sector salud la distribución de la "píldora del dia siguiente". Lo que ignora el Secretario Abascal es que ese recurso es para los ciudadanos, a él si no le gusta algo del gobierno, pues renuncia y se larga, pero no se razga las vestiduras histriónicamente y conserva el hueso.

Así que en el tema de la educación y las campañas deberían los candidatos aclarar los siguientes puntos:

1. Deben decir claramente como y de donde sacarán los recursos económicos para alcanzar los porcentajes antes citados (sobre todo Madrazo y AMLO).
2. Deben decir que tipo de educación quieren, una aconfesional regida por principios científicos, o una religiosa, o una tercera pseudocientífica como la que apoya el Diseño Inteligente.

Eso para empezar!

lunes, enero 23, 2006

Diseño Inteligente vs. ciencia

Astroseti publica un excelente artículo difundido por Microsiervos en donde con palabras sencillas explica planteamientos más o menos complejos en torno los fundamentos de la ciencia y de porqué no podría considerarse al Diseño Independiente una teoría científica. El artículo hay que leérselo completo, sin embargo les anticipo algunos párrafos relevantes:

Popper llegó a la conclusión de que la marca de la ciencia verdadera era su falsibilidad: una teoría es científica únicamente cuando es posible refutarla. Esto podría sonar a paradoja, ya que la ciencia intenta buscar la verdad, no la falsedad. Pero Popper demostró que era precisamente ese deseo de ser probada falsa, el estado mental crítico de estar abierto a la posibilidad de estar equivocado, que lleva hacia el progreso hacia la verdad.

Si examinamos al DI bajo esta luz, resulta bien claro que la teoría no es científica. Es imposible refutarla, ya que si un animal muestra una característica, sus proponentes pueden argumentar que el diseñador inteligente hizo que fuera de esa manera, y si el animal muestra la característica opuesta, los proponentes pueden explicar con igual confianza que el diseñador lo quiso de aquella forma. Para el caso, es completamente consistente con el DI el que la inteligencia suprema haya diseñado al mundo para evolucionar de acuerdo con las leyes de la selección natural de Darwin. Dado esto, no hay un experimento concebible que pueda probar que el DI es falso.

jueves, enero 19, 2006

Diseño inteligente, ciencia y el Vaticano

Nada refleja mejor los tiempos que vivimos, que la controversia suscitada en torno al llamado Diseño Inteligente. La ciencia y la religión, normalmente temas que se evita mezclar (incluso en la más estricta sobriedad), están siendo forzados por los fundamentalistas religiosos con resultados tan hilarantes como preocupantes. No estoy hablando de las necesarias confrontaciones éticas que temas como la clonación en humanos, experimentación con seres vivos, los trangénicos y la geonómica, sino en las discusiones estériles con fines obscuros, esas que pareciera nunca vamos a superar.

El Diseño Inteligente es una serie de argumentos disfrazados de "teoría científica" que en suma sostiene que:

la vida en la Tierra y el origen del hombre son el resultado de acciones racionales emprendidas de forma deliberada por uno o más agentes inteligentes. La mayoría de los científicos considera que el diseño inteligente es simplemente una justificación a posteriori de la creencia en un creador determinado (el dios de las religiones monoteístas), (ver definición más completa).

Por supuesto este debate no sólo es viejo e infructuoso, sino que desde hace tiempo y sabiamente se ha optado por dejar a la ciencia para explicar la naturaleza, y a la religión en el terreno de la Filosofía y las creencias personales. Es decir, se puede creer en un dios sin tener la preocupeción de buscar explicaciones científicas para dar sustento a tus creencias.

El Diseño inteligente además de pretender ponerse a la altura de la Teoría de la Evolución, ha pretendido reinventar la definición de ciencia

los defensores del DI pretenden rechazar una definición de la ciencia como algo que busca explicaciones naturales de lo que se observa en el mundo para en su lugar dejarlo en

A systematic method of continuing investigation.

...con lo que cualquier explicación entraría dentro de la definición de ciencia, incluso aquellas que postulen orígenes supranaturales de las cosas (ver más)

Fue muy sonado hace algunos meses cuando el estado de Kansas en los Estados Unidos de América, se aprobó impartir en las escuelas además de la teoría de la evolución, las ideas que sustentan el Diseño Inteligente dándoles un peso similar a ambas. Lo más ridículo fue que en ese juicio se evaluó detenidamente la posibilidad de eliminar la teoría de la evolución de la educación pública. Esto ya también se ha pretendido en al menos media docena de estados de la Unión Americana.

En el estado de Pensilvania, donde se había aprobado la impartición del DI un año atrás, argumentando que el “creacionismo es una alternativa a la evolución, se acaba de revocar la decisión de incorporarla a la curricula de las escuelas públicas

Es una alternativa religiosa enmascarada de teoría científica" y no podrá mencionarse en las clases de Biología, establece una sentencia dictada ayer por el juez federal John E. Jones III. El documento, de 139 páginas, supone una victoria clara de la ciencia frente a una visión integrista del origen y la evolución de la vida que tiene en George W. Bush a uno de sus principales impulsores (ver más)

Nuestra conclusión hoy es que es inconstitucional enseñar Diseño Inteligente como una alternativa a la evolución en una clase de ciencia de una escuela pública", señaló el juez Jones en su dictamen. "Hallamos que los propósitos seculares a los que aludió la junta escolar eran un pretexto para su verdadero propósito, que era promover la religión en las escuelas públicas", sentenció el magistrado (ver más)

Para la comunidad científica los hechos anteriores no han pasado desapercibidos y tanto Science como Nature, dos de las revistas más prestigiosas coinciden en señalar que 2005 fue el año de la Evolución, por considerar que nunca se ataco más a esta teoría, pero también fue en ese año que se aportaron importantes pruebas que corroboran de manera categórica su veracidad.

Equipped with genome data and field observations of organisms from microbes to mammals, biologists made huge strides toward understanding the mechanisms by which living creatures evolve (ver artículo completo)

Hoy -manifesta Science- la evolución es el fundamento de toda la biología, tan básico y presente en todo que a veces los científicos la dan por sentada (ver más)

Para quien este interesado en aspectos más técnicos en el debate entre el DI y la evolución pueden consultar el siguiente documento ¿Diseño Inteligente? Un informe especial reimpreso de la revista Historia Natural (Natural History)

Ya para finalizar, hace unos días el Vaticano se pronunció al respecto a través del cardenal Paul Poupard, quien dijo que los creyentes deben tener en cuenta lo que la ciencia moderna ofrece, so pena de convertir la religión en un “fundamentalismo”. Estas declaraciones fueron realizadas en el marco de una rueda de prensa acerca de un proyecto que el Vaticano tiene en marcha que se llama «Ciencia, Teología y Búsqueda Ontológica» y que pretende ayudar a acabar con los «prejuicios mutuos» que enfrentan a iglesia y ciencia. Este proyecto parte de la declaración del Papa Juan Pablo II en 1992 de que la persecución (¿recuerdan la Inquisición?) de Galileo por parte de la iglesia fue un error causado por una “trágica incomprensión mutua” (ver nota completa).

Ya encarrerados y bajo el auspicio del Vaticano, apareció en el órgano oficial L`Osservatore Romano lo que podría interpretarse como la aceptación tácita del Catolicismo a la teoría de la Evolución como el mecanismo que explica la diversidad de las formas vivas en la tierra –supongo que incluye al hombre-. Ahí se publica un artículo de Fiorenzo Facchini, un profesor de biología evolucionista en la Universidad de Bolonia, en el que explica las bases científicas de la teoría de la evolución y dice que ésta «representa la clave para interpretar la historia de la vida en la Tierra.» El artículo critica a continuación al Diseño Inteligente y sus defensores, quienes hacen una interpretación literal de la Biblia camuflada entre lenguaje científico, pues para el autor sus argumentos no tienen nada que ver con la ciencia sino con su ideología y dice que no hay nada que justifique que se enseñe Diseño Inteligente junto con la teoría de la evolución y que eso «sólo crea confusión entre los planos científico, filosófico y religioso». Finalmente y para no decepcionar, concluye diciendo que el principal motor de la evolución es la selección natural, pero que encima de eso está, …un poder divino. En fin, algo es algo.

Bien lo decía mi abuela, a dios lo que es de dios y al Cesar….


miércoles, enero 18, 2006

Casi todo está en internet


Bajo diversas circunstancias y con diferentes personas, en los últimos dias hemos llegado a la conclusión de que en internet se encuentra todo, o casi todo. Como herramienta escolar a todos los niveles (desde preescolar hasta posgrado) y en todas las disciplinas, pueden realizarse consultas sobre temas científicos, contactar con especialistas, enciclopedias, traductores, guias y manuales de funcionamiento de instrumental y equipos científicos, apuntes, tareas (casi todas las tareas escolares que se puedan imaginar están disponibles en la red) y un lago etcetera. Lo importante es saber buscar. Sin embargo también existe información de tipo práctica que por trivial resulta insospechada, tal y como le sucedió a Juan Freire quien por desarrollar otras habilidades (supongo yo) nunca aprendió a hacerse el nudo de la corbata, o de mi hijo que por razones de la edad busca nuevas maneras de atarse los cordones de los tenis. En ambos casos, encontraron páginas que no sólo enseñan a anudarse la corbata y a atarse los zapatos, sino que el tema está tratado con tal rigurosidad y de manera tan didáctica que es de sorprender.

jueves, enero 05, 2006

Los Programas de Estímulos al Desempeño Docente

La búsqueda de la llamada excelencia en las universidades mexicanas en la última década trajo como consecuencia la adopción de medidas extensivas e intensivas de evaluación académica. El diagnóstico inicial del nivel académico del sistema universitario y su productividad fue desalentador a nivel nacional, y la estrategia para lograr la excelencia ha sido:

  1. Incrementar el nivel (grados académicos) del profesorado,
  2. Elevar la productividad académica individual y grupal, y
  3. Acreditar las carreras (CIEES) y el postgrado en padrones de excelencia (PNP y PIFOP).

Para incentivar la producción académica se siguieron algunos modelos aplicados en otros sistemas educativos de países desarrollados, en los cuales se ofrecen ingresos extras no-ligados al salario basado en logros y méritos académicos. De esta manera, la mayoría de universidades auspiciadas económicamente por la SEP, instrumentaron programas de estímulos, los cuales con el paso de los años, han llegado a mediatizar la vida académica de instituciones como la nuestra.

Los programas de estímulos además de representar un aliciente para la mejora de la productividad y el ingreso, constituyen en la práctica el más eficiente instrumento de control salarial por parte del gobierno federal, al condicionar buena parte de los ingresos al desempeño académico. Esto ha traído como consecuencia que por un lado las negociaciones del contrato colectivo y los incrementos al salario dejen de ser tan importantes para el gremio (ahora la competencia es individual), y por otro lado, ningún académico en la actualidad concibe dejar de percibir los estímulos que en muchos de los casos constituyen el 50% o más de sus ingresos totales.

De entrada hay que decir que el monto relativo de los recursos económicos destinados a “estimular” a los académicos de las universidades como la UNAM, el IPN y la UAM, son mucho más importantes que aquellos destinados al resto de las universidades de los estados. En las universidades de los estados existe sólo un programa, mientras que en las universidades “centrales” operan hasta cinco, los cuales premian la “exclusividad”, la docencia y la investigación en programas específicos.

Programas de estímulos en las universidades “centrales”.

UNAM (PRIDE, FOMDOC, PEPASIG, PAIPA)

IPN (COFAA, EDD, EI)

UAM (EDI, BAP, BCD, EGA, ETA)

Más información a cerca de los alcances y términos de dichos programas puede ser encontrado aquí.

Dos argumentos en la práctica definen en mi personal visión, el debate en torno a los programas de estímulos, y es que a pesar de que estos programas existen en nuestra universidad desde hace varios años, 1) no se sabe que aspectos de la vida académica y en que medida han contribuido a mejorar, y 2) la mayoría de los académicos en nuestra universidad no cree que el programa de estímulos premie cuestiones estrictamente académicas. Para el debate sobre el primer aspecto se necesitan muchos más argumentos de los disponibles para formular un análisis objetivo, aunque existe la sospecha de que este programa así concebido, ha contribuido poco al desarrollo académico al menos para el caso de nuestro Centro Universitario ( CUCSUR):

-No se observa mejoría en los niveles de producción científica; la investigación y sus productos ni es más, ni es mejor.
-La consolidación de los cuerpos académicos y/o grupos de investigación no se ha dado, e incluso se observan algunos retrocesos a pesar de que el grado de escolaridad de los académicos vaya en aumento.
-El incremento en el nivel de las carreras impartidas es mínimo.
-El número de carreras sigue siendo el mismo desde hace varios años.
-Sigue sin darse la valoración institucional hacia el trabajo académico de calidad.
-Se carece de postgrados propios.

Habría que reconocer que no se espera que el programa de estímulos por sí mismo propicie el desarrollo académico, sin embargo dado que estimula directamente la productividad en materia de docencia, investigación y desarrollo institucional, cabría esperar señales claras de mejoría el nivel académico. Existen otros varios programas dirigidos a la búsqueda de la excelencia académica (mediante importantes apoyos individuales o institucionales a los cuales se accede por méritos (PIFI, PROMEP, S.N.I., etc), razón por la cual las mejoras en calidad deberían ser mas evidentes.

El programa de estímulos al desempeño docente de la Universidad de Guadalajara funciona por convocatorias anuales y contempla tres rubros de valoración:

-La calidad del desempeño de la docencia (70%) (aquí, se valoran la docencia, investigación, tutorías, y participación en cuerpos colegiados),

-La dedicación a la docencia (20%) (en función de las horas clase impartidas)

-La permanencia en las actividades de la docencia (10%) (antigüedad en la institución)

Durante los últimos años, la operación del programa de estímulos se ha caracterizado por:
1). El incremento en el número de recursos de inconformidad y el número de irregularidades señaladas en la evaluación. Lo cual podría entenderse como el producto del incremento de la tensión competitiva, sin embargo también podría evidenciar el creciente número de fallos en la instrumentación y operación del programa. Desde la designación de los comités evaluadores, hasta la supuesta discrecionalidad y excesos en la aplicación o interpretación de criterios.
2). El puntaje promedio de los académicos se ha venido incrementando. En el caso de un Centro Universitario de la Red, se tuvo que aplicar una auditoria ya que resultó que una mayoría inusitada alcanzó el máximo puntaje. El problema radicó en que como se parte de un bolsa de recursos preasignados (finitos), nunca alcanzan los “estímulos” para todo mundo, y aquéllos con puntaje bajo es frecuente que no alcancen “distinción económica”. Es decir que existe una línea de corte hasta donde alcanzan los recursos y en esa ocasión la línea de corte fue en los niveles más altos, quedando sin “estímulos” académicos con altos puntajes, lo cual propició una serie de imputaciones y señalamientos mutuos en el sentido que tanto los académicos como los funcionarios habían caído en excesos a la hora de solicitar y conceder constancias por supuestos logros académicos.

¿Cual es el perfil del académico que pueda alcanzar el máximo puntaje y hacerse acreedor a un estímulo de casi mil dólares mensuales extras a su salario (9 salarios mínimos a partir de 2006)? Definitivamente, muy pocos opinan que sea el de un superacadémico, aunque no quita que nuestros mejores académicos frecuentemente alcancen altos puntajes, lo cual no es de extrañar a nadie, aunque lo que sí resulta sorprendente es la manera en que mayoritariamente logran colarse año con año otros académicos de bajo perfil y productividad.

Los criterios a puntuar y el reparto de los puntajes de acuerdo al tabulador, son quizás las mayores críticas junto con los vicios que se han desarrollado en la “gestión” de constancias. Hay quien sostiene, que si un académico logra publicar 3 artículos científicos en las principales revistas científicas internacionales, impartir 2 cursos de postgrado, titular (como director de tesis) a 1 doctor, 1 maestro en ciencias y a 1 licenciado, conseguir financiamiento externo a un proyecto de investigación, todo lo anterior en un periodo de un año, sólo le alcanzaría para llegar a los niveles más bajos del programa de estímulos. ¡Lo peor de todo, es que es verdad¡. Las verdaderas variables de valoración de la actividad académica están completamente infravaloradas y se diluyen en una tabla de puntajes que más que un listado ponderado de criterios, se trata de un listado de minivariables o pseudovariables académicas con puntajes caprichosos. Cualquiera pensaría que un año con la producción antes mencionada, bastaría para que dicho académico no sólo se sintiera satisfecho, sino que fuera reconocido y premiado por su institución. La respuesta es que le haría falta incorporar en su CV, haber participado en alguna comisión dictaminadora o en un comité de carrera (desafortunadamente este tipo de distinciones constituyen una especie de franquicia a perpetuidad de unos cuantos). Faltaría en el caso de la docencia haber traducido algunos artículos para ser revisados en clase, elaborar apuntes para la materia y guías de prácticas (las cuales sólo requieren del visto bueno del Jefe de Departamento), la publicación de antologías y compilaciones (cualquier cosa que eso sea).

La tabla de puntaje que mide la calidad del desempeño de la docencia, está diseñada de tal manera que premia acciones de forma desarticulada y que por esta razón no redundan en mejoras sustanciales de la actividad académica. Es posible lograr grandes puntajes con sólo “morralla”, sin haber publicado ningún artículo, dirigido algún grupo de investigación, dirigido alguna tesis o subir un curso en linea (por otro lado, una publicación en revista indexada vale lo mismo que una o dos comisiones) . La “búsqueda del puntaje”, ha logrado modificar el accionar de una parte del profesorado universitario. Ya no se llega a fin de año con la lista de logros para ser evaluados. Ahora lo que se necesita es saber como se llena el mayor número de criterios, que cosa puede valer para cumplimentar tal o cual criterio, quien debería expedirme y en que términos tal o cual constancia. Como si de llenar un álbum de cartitas, se trata a toda costa de llenar todo el listado de criterios (de nada sirve publicar mucho ya que existen topes de puntaje por cada rubro), y el conseguir constancias dentro y fuera de la universidad, se ha convertido en el verdadero objetivo.

Los mecanismos administrativos para evitar el tráfico de constancias apócrifas no ha podido parar la parafernalia que se vive en los periodos previos al cierre de las convocatorias, y sólo han hecho mas farragoso el trámite de consecución de las muchas firmas y certificaciones que debe llevar cada constancia. Algunos jefes de departamento a pesar de lo anterior, han convertido la expedición de constancias en ferreos mecanismos clientelares de fidelización. La decisión de los jefes de departamento a la hora de expedir constancias puede hacer la diferencia sustancial para alcanzar altos niveles de estímulos y escalar categorías durante las promociones. Es frecuente observar expedientes con más de 50 constancias, lo cual haría en términos efectivos que un académico obtuviera tres constancias por semana laborada (... algo así como hacer cosas con valor a curriculum cada tecer dia). Lo anterior resulta excesivo a todas luces e ilustra el costo real del programa y la dificultad para los evaluadores.

El programa es necesario porque contribuye a mejorar los ingresos pero sería más efectivo si para todos tuviera un costo menor y estuviera basado verdaderamente en méritos académicos y premiara productos completos. La repercusión académica se podría lograr de manera automática cuando exista consenso en la valoración de los criterios académicos entre los diferentes programas internos y externos (estímulos, perfil PROMEP, RIPA, S.N.I., CONACyT, etc), ya que a pesar de que existen lineamientos federales que empiezan a converger, los programas internos parecen marchar por rumbos diferentes. El tráfico de constancias se resolvería sustancialmente con la simplificación de los criterios y la transparentación de los procesos (podriamos empezar por hacer públicos los expedientes).

Sin pretender hacer un análisis detallado de las condiciones imperantes en nuestras instituciones y aquellas de excelencia (de aquí o del primer mundo), las diferencias principales se podrían resumir en:

1) El nivel de formación de la plantilla. Para ser profesor en universidades de primer nivel, es requisito poseer grado de doctor, mientras que el grado promedio en nuestra universidad no llega a maestría,

2) El nivel salarial relativo. En uno es suficiente mientras que en el otro es insuficiente y da lugar a luchas por “estímulos” que doblan el salario,

3) Los recursos para desarrollar la actividad académica. En uno es suficiente mientras que en el otro no,

4) El ambiente propicio para el desarrollo de la academia. En uno el ambiente lo estimula, mientras que en el otro la “grilla”, la simulación y la organización inadecuada, lo inhiben.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?