miércoles, febrero 15, 2006

Accidentes afortunados en la oceanografía

Actualmente el estudio de las corrientes marinas se realiza desde observaciones puntuales con una aproximación local o regional (como la realizada en las costas de Jalisco y Colima por el Dr Filonov y su grupo), hasta estudios de gran escala realizados por medio de satélites o boyas oceanográficas (como las que se utilizan para estudiar El Niño). Si algo caracteriza a ambas aproximaciones, es lo exhaustivo de los estudios, lo costoso y el cálculo intensivo requerido en el análisis de la información obtenida. Sin embargo, eventos fortuitos como el famoso naufragio de los patitos de hule, han brindado valiosa información que ha permitido validar algunos modelos sobre pautas de circulación oceánicas.
En 1992, un buque perdió en el Pacífico 29.000 patitos, tortugas, castores y ranas para jugar en la bañera. El oceanógrafo Curtis Ebbesmeyer les ha seguido la pista por el Polo Norte y el Atlántico, y asegura que algunos llegarán a España. Gracias a él hoy se conocen mejor las corrientes oceánica
Empujada por el viento y las corrientes oceánicas, esta flotilla de patos amarillos, castores rojos, ranas verdes y tortugas azules, empezó uno de los periplos más grandes del mundo, una travesía que ahora puede estar llegando a su fin. Al cabo de más de 11 años y varios miles de millas, los científicos creen que los juguetes han seguido su camino hacia la costa occidental de Norteamérica, a través de las aguas heladas del Polo Norte, y ahora probablemente se encuentren en su recorrido final por el Atlántico norte. Cualquiera de estos días podrían aparecer en las costas de Gran Bretaña o Galicia (ver completo).
La información obtenida además de interesante, por el hecho de saber que cruzaron del Pacífico al Atlántico, es preocupante porque según algunos expertos podría evidenciar los efectos del cambio global.
La idea de que estas piezas de plástico de cinco centímetros hayan conseguido sortear el Círculo Artico puede parecer un poco rebuscada, pero el calentamiento de la Tierra indica que es «perfectamente posible», dice Roger Proctor, del Laboratorio Oceanográfico Proudman, en Birkenhead (Inglaterra).
Se trata de un fenómeno nuevo debido al derretimiento del hielo», dice. «Están apareciendo objetos del Pacífico en el Mar del Labrador que atraviesan el norte de Canadá por el paso del noroeste». A partir de ahí sólo hay unos cuantos meses de dura travesía hacia las aguas abiertas del Océano Atlántico».

Comments:
Best regards from NY! video editing schools
 
Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. Sexy dance thing casino sportsbook order tramadol Sika footwear blowjob party pool Requesting a copy of your credit report Butalbital tabs klonopin Women with boots
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?