jueves, marzo 02, 2006

Doctorarse en Estados Unidos

Con la reciente revolución del postgrado en México ( no se si sea una revolución, pero debería serlo) y el establecimiento de indicadores categóricos como único mecanismo de evaluación y asignación presupuestal, surgen una serie de análisis que buscan dar solución a los bajos niveles de titulación (eficiencia terminal) que en general presentan los programas de doctorado en el país. Se empieza a discutir mucho sobre el tema, y empiezan a surgir algunos puntos de coincidencia. Los aspectos que más influyen la eficiencia terminal del postgrado tienen que ver con características estructurales de los sistemas de postgrado e investigación, lo cual es un reflejo del sistema universitario en su totalidad.

Existen los investigadores con un ritmo y nivel de producción científica adecuada, existen los proyectos y lineas de investigación exitosas, también existe la voluntad de grupos de investigación para articular propuestas coherentes y atractivas de postgrado. Sin embargo faltan las condiciones y la estructura técnica y administrativa que permita que en un clima de "normalidad" se fomen los estudiantes de postgrado. Habrá que ver si una vez definido el modelo que se busca, somos capaces de encontrar la manera de llevarlo a cabo sostenidamente.

Recientemente (vía Astroseti) , Catherine Millett y Michael Nettles, publicaron un informe financiado por la National Science Fundation, en el cual evaluaron las dificultades que enfrentan los estudiantes doctorales para realizar una tesis en Estados Unidos. Por supuesto el contexto no es el mismo sobre todo en cuestiones organizacionales ni de recursos económicos, pero habría que tomar nota.

Casi uno de cada tres estudiantes de doctorado tiene la sensación de ser abandonado a su suerte por el director de su tesis. Un tercio de los estudiantes comienza sus estudios de doctorado habiendo contraído deudas durante los años de estudio de la carrera. Existen profundas desigualdades entre las disciplinas: los estudiantes de humanidades tienen, en general, una mejor opinión de sus directores de tesis que los estudiantes de ciencias sociales, ciencias matemáticas y ciencias en general. El factor racial también determina índices como: el éxito, las oportunidades de publicación y las ofertas de puestos de ayudantes. En ingeniería, por ejemplo, sólo al 36% de los estudiantes negros se les ofrecen tales puestos frente al 69% de los asiáticos.
Por supuesto hablamos del sistema norteamericano, el cual es una locomotora no sólo en los volúmenes de producción de doctores, sino por el nivel de sus egresados y la calidad de sus trabajos de tesis.

Cuatrocientas diecinueve universidades conceden doctorados de investigación en los Estados Unidos a más de 42.000 estudiantes (2004), de los cuales 8.800 lo son en ciencias de la vida, 6.800 en ciencias sociales, 6.600 en educación, 6.000 en física y matemáticas, 5.800 en ingenierías, 5.500 en humaniades y 2.600 en gestión de empresas y otros ámbitos profesionales.
Interesados sigan estos vínculos aquí y aquí

Comments:
Looking for information and found it at this great site...
» » »
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?