miércoles, marzo 08, 2006

Hombres del Renacimiento o "académicos enredados"

Las políticas recientes con las cuales se pretende mejorar el sistema universitario mexicano, contemplan entre otras cosas

1) la certificación por criterios de productividad (Perfil PROMEP) de los profesores universitarios,
2) la conformación de Cuerpos Académicos (grupos de investigación de alto nivel) y
3) finalmente una vez alcanzados los dos anteriores, la generación del conocimiento en red.

La recompensa es económica para las instituciones y alicientes directos para los profesores. A esto se ha unido la idea en nuestra universidad de replantear el sistema de postgrado y ofrecer postgrados en red (aunque a ciencia cierta aún no se sabe en que consiste).

Sin hacer un diagnóstico muy afondo se sabe que la mayoría de profesores tienen bajos niveles de productividad, la poca investigación realizada se basa en esfuerzos individuales (los grupos en la universidad obedecen a otros fines, pero no académicos) y el modelo de redes de grupos académicos es una fantasía lejana. El postgrado en red es visto por todos con muchas reservas y se sospecha, podría terminar en más de lo mismo. Aunque todos coinciden que algo debe hacerse urgentemente para reestructurar el postgrado y la investigación.

¿Qué deberían cambiar los profesores-investigadores para migrar exitosamente a un esquema en donde la investigación se desarrolle en grupos de investigación, y en redes de estos grupos? ¿Cual debería ser el perfil del nuevo académico y de los líderes de estos grupos o redes?

Recientemente leía un reporte titulado: The Burden of Knowledge and the 'Death of the Renaissance Man': Is Innovation Getting Harder?
(Benjamin F. Jones, profesor de la Kellog School of Management de la Northwestern Unviersity), el cual analiza las características que debería tener un investigador dedicado a la ciencia y la tecnología en la actualidad:

Combinando modelos teóricos y tests empíricos Jones demuestra que el crecimiento en la cantidad de conocimiento existente en una disciplina reduce la capacidad de un sólo individuo de manejarlo y comprenderlo hasta hacer inviable esta opción. Este proceso obliga (o incentiva) a los investigadores, innovadores o inventores a especializarse, lo que a su vez lleva a la necesidad de organizar el trabajo en grupos colaborativos. Como pruebas empíricas se muestra el aumento de la duración de las tesis doctorales que acompaña al desarrollo de una disciplina y como el tamaño de los grupos de investigación crece con el grado de madurez de sus disciplinas.

Una de las conclusiones del autor, es que con el anterior panorama se asegura la "muerte del hombre del Renacimiento", como aquel individuo que dominaba varias disciplinas y era capaz de realizarlo todo por sí mismo. El trabajo es muy interesante pero la mejor conclusión del artículo de Jones, nos la sugiere Juan Freire en su contribución “La innovación necesita trabajo en grupo. ¿Desaparecen los renacentistas o necesitan reinventarse?

Creo que ahora más que nunca se necesitan "nuevos renacentistas" que, en lugar de dominar de modo absoluto diversas especialidades, sirvan de puente entre áreas de conocimiento y enriquezcan el trabajo de los especialistas de diferentes grupos. Del renacentista aislado debemos pasar al rencentista en red que se convierta en un nodo clave de la dinámica del sistema.

También añade para el caso español:

... es especialmente relevante que las organizaciones dedicadas al I+D y/o la innovación se adapten a los nuevos escenarios (que cambian continuamente con el avance de la ciencia y la tecnología): se deberían redefinir las exigencias académicas para otorgar títulos y, mucho más importante, diseñar mecanismos que realmente incentiven el trabajo en grupo. Por ejemplo, en España tanto las universidades como los responsables políticos reconocen formalmente la necesidad de que existan grupos de investigación con "masa crítica", pero las medidas que se adoptan suelen ser muy ineficaces pues están diseñadas pensando en la universidad de hace muchos años (con grupos "impermeables" de estructura organizativa rígida y totalmente jerarquizada que se ajustan muy mal a la dinámica abierta y las estructuras planas que necesita ahora la investigación y la innovación).

Parece ser que finalmente resulta irremediable tener que hablar de estructuras inadecuadas, medidas ineficaces, desconocimiento de las cosas que fallan y una falta de claridad a la hora de visualizar el modelo que se busca implementar. Y esto no tiene que ver directamente con los académicos ya que rar vez tienen la posibilidad de decidir sobre políticas académicas. Aunque para decirlo con justicia, la solución debería empezar por aquellos profesores (Hombres del Medioevo) que se dedican y se han dedicado a "nadar de muertito".

Hoy, coincidentemente leí una nota en El Informador en la que se le otorgó al escritor Fernando del Paso (Palinuro de México) el nombramiento de Profesor Emérito, en una ceremonia en la que el rector general haciendo justicia al término, lo llamó verdadero Hombre del Renacimiento


Comments:
Very cool design! Useful information. Go on! film editing schools
 
I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! film editing schools
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?