domingo, abril 30, 2006

Las páginas web de las universidades mexicanas

Si algo distingue a las páginas web de las universidades mexicanas es que dejan mucho que desear, debido a su escasa o mala información (manteniendo la estética y uso abusivo de flash aparte). Esta aseveración no sólo la comparten muchos colegas, sino que se corrobora en el trabajo de Isidro Aguillo, donde analiza la calidad de las webs académicas latinoamericanas.

hay 10 veces más información en la red de universidades como Harvard, que de mexicanas.

Muchas páginas universitarias en México son verdaderos portales con una gran cantidad de información, pero en muchos casos fueron concebidas como sustitutos de un tablero de anuncios o como un dossier de prensa, de esos que recogen el impacto mediático local de la institución, y que tanto gustan a los funcionarios universitarios. Sin embargo, carecen de información académica relevante sobre docencia e investigación. Prácticamente ninguna universidad incluye en sus páginas información de las materias impartidas (temario de materia, profesor, apuntes, guías de prácticas, etc).

La visibilidad de las instituciones académicas en la Web se está incrementando en la mayoría de los países iberoamericanos, aunque se debería aumentar significativamente el volumen de contenidos publicados y mejorar su interés internacional, aumentando los recursos científicos, en formatos ricos y en versión bilingüe incluyendo el inglés (Aguillo 2005).

En muchas universidades mexicanas (incluyendonos), son los funcionarios quienes deciden el objetivo y alcance de las páginas universitarias. Es decir, entre los diseñadores y los funcionarios deciden hacia quien van dirigidas las páginas universitarias y sus contenidos, de ahí la uniformidad de contenidos y formatos. A los académicos sólo les es requerida información (que difícilmente proporcionan, en opinión de los diseñadores), pero nunca intervienen en la decisión del tipo y orientación de la página institucional, incluso a su nivel más próximo como puede ser la página de la facultad o del departamento (caso de haberlas). Por tal razón, son muy pocos las universidades que contienen páginas de grupos de investigación, proyectos de investigación o personales de profesores (no confundir con la ficha curricular que en ocasiones pueden aparecer publicadas).

Así que no es de extrañarse que la búsqueda de información en las páginas de las universidades mexicanas, resulte en muchos casos frustrante, en todo caso podríamos achacarla a la burocratización con la que se maneja el acceso y uso de Internet en nuestras instituciones y al desinterés de muchos profesores/investigadores por difundir logros académicos.

Algunas referencias de interés

Aguillo, I. F. (2005). Indicadores de contenidos para la web académica iberoamericana [Content indicators for Iberoamerican academic webs]. BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació, desembre, núm. 15.

Aguillo, I. F. (2005). Evaluación de la presencia en el Web de la UNAM y otras universidades mexicanas [Evaluation of the Web presence of the UNAM and other Mexican universities]. Revista Digital Universitaria. 10 de agosto 2005, Vol. 6, No. 8.



sábado, abril 22, 2006

Educación sexual

Recientemente el Ministerio de Educación y Ciencia de España publicó una guía para padres y maestros para la educación sexual de niños de 6 a 12 años. El libro es muy interesante por los contenidos y enfoques, los cuales podrían resultar para algunos un poco provocadores. Dado que estamos en plena campaña electoral (eterna y hueca campaña), no puedo evitar pensar en un escenario en el que gane el PAN y monseñor Abascal fuera Secretario de Educación. ¿Cual sería el eje de la educación sexual en las escuelas primarias en México? Probablemente sería la de la filosofía del "pelo en la mano". ¿Para dar miedo no?.

Repositorios Institucionales

Los Repositorios Institucionales RI son “espacios” donde se encuentran disponibles electrónicamente documentos (principalmente) como productos intelectuales de la institución. Dicho de manera más simple, son páginas web destinada a ofrecer documentos técnicos y científicos producidos por la institución. Este tipo de iniciativas se enmarcan en los esfuezos que de manera convergente buscan por un lado facilitar el acceso a la información científica y la proyección institucional.

Para las universidades y agencias de financiación, el establecimiento de un repositorio o depósito institucional permite a la institución publicitar su investigación y sus programas educativos ofreciendo acceso a las obras de su personal. La calidad de los resultados académicos de una universidad constituye una propaganda eficaz para la institución o para la investigación financiada por una agencia de financiación.

Las organizaciones académicas de todo el mundo obtienen ventajas de un acceso más fácil a las investigaciones desarrolladas en otras instituciones. Los trabajos académicos disponibles a través de los repositorios institucionales de una universidad se consultan mucho más que las obras publicadas en papel o en bases de datos electrónicas comerciales.

La inclusión de un trabajo académico en un repositorio institucional de una universidad o de una agencia de financiación aumenta el perfil de un autor a escala mundial, incrementando el impacto de la investigación que desarrolla.
La inclusión en un repositorio institucional de una universidad o de una agencia de financiación también puede aligerar la carga administrativa que conllevan los informes sobre publicaciones para los ejercicios de revisión y evaluación de la investigación. (texto completo)

Muchas universidades han visto en el desarrollo de RI una excelente manera de difundir sus logros y productos de investigación y por consecuencia lograr una mayor visibilidad de sus investigaciones e investigadores a un costo bajísimo. Incluso existen ejemplos en el Reino Unido esfuerzos coordinados para el desarrollo de estos RI (ver). También existe una red internacional de RI a iniciativa de la Universidad de Michigan (EUA), la cual agrupa a 617 instituciones y cuenta con una base total de más de 7 millones de documentos disponibles.

No sólo se pueden encontrar RI sobre artículos científicos. También es posible encontrarlos sobre casi todos los recursos necesarios para la docencia y la investigación de cualquier disciplina. Para ejemplos, los siguientes:

1. The Open Video Project, pone a disposición una gran cantidad de videos cuya utilidad va desde ser un apoyo visual para la docencia hasta la investigación y desarrollo de técnicas audiovisuales. La existencia de este tipo de RI, viene a ser la mayor crítica implícita a algunos proyectos (grandes y costosos) universitarios sobre “Video Educativo y Científico”, los cuales se caracterizan por carecer de una política que garantice el carácter transparente y de abierta accesibilidad de los productos. Hay que entenderlo bien claro, no basta con tener mucho marterial audiovisual con el cual se puede "armar" otro material educativo, y producir muchos "videos" y audiovisuales, si no se es capaz de garantizar un acceso abierto e irrestricto.

2. Cybertesis. Este es una iniciativa muy interesante de la Universidad de Chile y auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación , la Ciencia y la Cultura, en la cual tratan de poner disponible a texto completo las tesis publicadas en todas las universidades que deseen participar. http://www.cybertesis.net/. Este tipo de repositorios es de gran ayuda ya que las tesis no tienen una canal de distribución establecido, y para cualquiera que se haya dado a la tarea de localizar una tesis sabrá la gran dificultad para acceder a ella, incluso es difícil saber de su existencia.

Por supuesto uno de los principales impedimentos para la existencia de RI de productos científicos son los derechos de autoría de las revistas científicas, las cuales podrían no permitir actualmente la colocación en acceso abierto de una copia (pdf) de un artículo. Para bien de los RI, el avance del movimiento de “acceso abierto al conocimiento científicoy el creciente número de revistas científicas regidas bajo esta filosofía (Open Access Journals) , hacen pensar que las editoriales científicas deberán cambiar su manera de hacer negocios para asegurar su viabilidad económica y garantizar el acceso abierto a las publicaciones. El anterior es un debate interesante y actual, pero motivo de otra entrada. Por lo pronto dichas editoriales empiezan a aceptar el que se ofrezcan en RI, artículos científicos en formato de “preprints o postprints”. Aquí una lista de dichas editoriales.

El bajo número de RI ofrecidos por universidades mexicanas y la escasa participación en iniciativas internacionales de repositorios especializados, puede ser debido a ignorancia o desinterés institucional. En nuestras universidades no han visto en los RI una herramienta de visibilidad institucional (probablemente ponderen otras menos académicas), porque cuestiones como el costo o los recursos no son argumentos válidos, ya que los RI operan bajo programas de código abierto.

Para todos los interesados en el tema aquí algunas direcciones de interés:

Existe un libro reciente que habla detalladamente del tema de los Repositorios The Institucional Repository

La Universidad de Oregon a través de una presentación ofrece una guía para la instrumentación de un Repositorio de costo cero con recursos de código abierto

¿Qué es un Repositorio Institucional? Excelente explicación del concepto y el vínculo fundamental con el concepto Open Access. Universidad Autónoma de Madrid.


martes, abril 11, 2006

¿Aprovechamos en la universidad nuestros recursos tecnológicos?

Existe una fuerte sensación compartida por muchos académicos a cerca de la subutilización de los recursos tecnológicos en las universidades mexicanas. Esta sensación que en algunos ya se ha convertido en desilusión, nos lleva a pensar que la causa está perdida, de no presentarse cambios radicales en las políticas institucionales y en la actitud de los académicos. A pesar de que la mayoría de universidades mexicanas cuentan, desde hace 10 años, con acceso masivo a Internet y redes de cómputo razonablemente actualizadas, el uso que se hace en aspectos técnicos, docentes y de investigación, es más bien reducido. Lo anterior podría estar determinado por los siguientes aspectos:

1- Existe un arraigado analfabetismo tecnológico entre los académicos universitarios, y a la fecha aún se discute sobre las habilidades mínimas que deberían tener los profesores universitarios. Además de la brecha tecnológica norte-sur, existe una brecha que se abre permanentemente, y está definida por la reticencia de muchos académicos al uso de estas tecnologías y al acelerado crecimiento de desarrollos y productos tecnológicos orientados a eficientar el proceso de enseñanza-aprendizaje y a la investigación.

2- Aún persisten confusiones e ignorancia en torno a la utilización de tecnologías educativas. Si hiciésemos una encuesta en cualquier universidad y pidiésemos a los profesores que explicaran que entienden por tecnologías educativas y el uso actual que hacen de ellas en la docencia, de seguro que el resultado arrojaría una subutilización y posiblemente un entendimiento parcial o erróneo del término. Tendemos frecuentemente a creer que las tecnologías para el aprendizaje tienen que ver exclusivamente con educación abierta y a distancia. Cuando se habla de un curso en línea, suele pensarse que hablamos de educación a distancia (y por esa razón nada tiene que ver con nosotros). Casi nunca pensamos que estas tecnologías pueden ser empleadas en cursos presenciales o en “docencia convencional”. En el otro extremo estarían los que piensan que las tecnologías educativas se limitan en la práctica, a la sustitución del pizarrón (pizarra o encerado), por la proyección de imágenes o láminas desde la computadora u ordenador.

3- El uso y objetivos que persiguen las páginas web de las universidades. En el mayor de los casos y al margen de la estética, las páginas web carecen de información relevante en cuanto a investigación, detalles de planes de estudios y contenidos, páginas web personales de los académicos, y un largo etc.

4- El actual nivel de utilización de Internet se limita a un nivel de comunicación meramente superficial como el correo electrónico o cualquier servicio de mensajería (tipo MSN). La navegación en investigación es utilizada para acceso a bases de consulta bibliohemerográfica y revistas de texto completo (lo cual depende de las suscripciones institucionales). Sin embargo el enorme potencial de comunicación de Internet no ha sido cabalmente explotado por las universidades y académicos en el desarrollo de sus funciones.

Algunos puntos ya los he tocado aquí, aquí y aquí, los otros los abordaré en entradas posteriores.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?